Fieles Lectores ♥

14 ene. 2012

Siempre creí que en esta vida necesitaría un Súper héroe que me salvara de toda la pesadilla que estaba viviendo, que venga por los cielos al escuchar mi grito de "auxilio", que me salve como si hubiese sido la doncella secuestrada, que luego de llevarme a un lugar tranquilo donde esté fuera de peligro sea el beso apasionado de la niña salvada y el poderoso super héroe que salvo mi vida.
Pero a medida que fui arreglando mis conflictos, me di cuenta que en esta vida no necesitaba ni necesitaría uno de esos, sino uno verdadero. Todavía no comprendo lo tonta que fui al creer que así sería mi vida, como en las películas, pero ahora, me siento afortunada: no necesité un super héroe que me salve del villano, no necesite que venga por mí al primer grito de auxilio, sólo necesité que escuchar mi corazón que era lo que dictaba a través de mis labios, y leer mis ojos brillosos llenos de lágrimas diciendo cuánto lo amo. Sólo necesité un chico común y corriente, un chico que me salvara de la pesadilla más horrenda de mi vida, un chico que fuera simple, sencillo, sincero, amoroso. Y llegó. Está aquí, a mi lado, y no quiero alejarme de él.Me di cuenta que con él es con quien soy feliz, que es él el que me devuelve el alma al cuerpo cuando algo sale mal y necesito llorar, es él quien hace que mi corazón latiera tres millones de veces por segundo, es él, sólo él.

Ahora, puedo decir que mi único Super héroe es esa persona a la que tanto amo y de la que me enamoré.





P/D: Eres la razón de mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu secreto