Fieles Lectores ♥

6 feb. 2012

Desequilibrio

Yo no se que me está pasando, muchas veces intento tratar de no pensar en cómo estoy físicamente, si me siento bien o mal, o si estoy en forma o no. Pero no puedo sacarme de la cabeza que, sinceramente, me siento una gorda. He intentado no recurrir ni a Ana ni a Mia, pero es que no puedo. Ana no está todavía en mi cabeza, porque no puedo no comer, como, como mucho.. ¿Y Mia? Ahora siento que no puedo vivir sin ella. Me hace falta, pero sé que puedo lastimarme, lastimarme mentalmente, lastimarme físicamente  y por supuesto esto no es una manera de sacarla de mi lado, porque de todos modos, aún voy a seguir con esta rutina. 
Mi cuerpo pide devolver todo, de alguna u otra manera, no sé como haré para no hacerlo.. pero por mi bien, por el bien de papá y mamá no debo hacerlo. Se burlan, se burlan de mi, siento que la sociedad completa se está burlando de mi figura desfigurada y todavía aún, de como soy. De seguro que cuando termine de escribir este texto me voy a arrepentir de lo que estoy escribiendo y voy a querer borrarlo, pero esta vez no lo voy a hacer como veces anteriores, aunque me coma la culpa de hacer lo que Mia me dice, no lo voy a dejar de hacer, por más que lastime mi garganta me voy a sacar esas ganas de comer y voy a empezar con los ayunos, nuevamente (aunque mucho no me resultan porque luego de un ayuno como desaforadamente).

2 comentarios:

Espero tu secreto