Fieles Lectores ♥

19 mar. 2012

Utopía.



Después de tanto pero tanto tiempo me venías a buscar como si yo fuese una muñeca que puedes trapear como si nada, como si fuera una muñeca de porcelana que puedes romper y luego pegarla nuevamente, ¿que te crees? Ésta muñeca, que para ti no era nada, ahora se encontró una persona que para el lo soy todo. Pues ahora entiende que ya no eres nada, pero absolutamente nada en mi vida, no encuentras razones ni mucho menos motivos por los cuales puedas hablarme, me buscas permanentemente, ¿que quieres de mi? ¡Cómo haces! No te entiendo, te "lastimas" a ti solo y lo único que quieres es "lastimarme" a mi. No lo conseguirás. 

Tu mundo está idealizando algo que no existe, como una Utopía que no está y jamás lo estará, busca las razones seguras y sistemáticas para que te des cuenta que el mundo que te estás imaginando se destruyó hace muchísimos años, no encuentro razones por las cuales sigues detrás mio. 
Él es tan caballero, Tú tan irrespetuoso. Él, con un alma sin maldad, Tú tan hipócrita y desalmado. Él, tan sincero como la magia misma, Tú tan poco hombre. Sí, eso eres, poco hombre, de poca reputación, de poca sinceridad y pocos reflejos al hablar. Me das asco. Perdóname Dios Santo por ser de esta manera, pero hay personas que no tiene vuelta atrás, como él, el que tanto me busca y poco me encontrará.  
Sigue adelante con tu UTOPÍA de verme frente a tus ojos y poder decirme palabras enredadoras, tus ideales lo permiten, la realidad NO. 

1 comentario:

Espero tu secreto